Blog

Flores de Bach

Limpiador de esterillas de yoga con Flores de Bach y Aceites Esenciales

Hoy quiero compartir contigo el limpiador para esterillas con aceites esenciales y flores de Bach, que siempre preparo para mantener limpia y desinfectada mi esterilla de yoga.

Con el paso del tiempo la esterilla va absorbiendo el sudor y la suciedad que hemos ido arrastrando durante el día. No nos engañemos, por mucho que nos limpiemos las manos y los pies antes de practicar es inevitable que esto sea así. Por ello, por norma se recomienda limpiar la esterilla de yoga ligeramente después de usarla y así evitar que se acumule la suciedad y las bacterias. Pero siendo honestos, muchísimas veces se nos olvida o no le damos importancia por lo que al menos podríamos hacerlo una vez a la semana, aunque la periodicidad es adaptable dependiendo de cuántos días practiques.

Ten en cuenta que tu piel está en contacto con tu esterilla por lo que para su mantenimiento no es muy buena idea utilizar productos químicos agresivos que puedan provocar reacciones alérgicas en la piel y además estropear el material de la esterilla.

No hay una sola manera de limpiar tu esterilla de yoga, de hecho, yo conozco estas tres opciones:

·      Meter tu esterilla en la lavadora.

·      Comprar alguno de los limpiadores ya hechos.

·      Hacer tu propio limpiador de esterilla.

Si vas muy mal de tiempo, simplemente mete tu esterilla en la lavadora una vez al mes.

Si tu esterilla es de caucho, no deberías meterla en la lavadora, ya que puede deformarse y puedes llegar a quedarte sin ella. En este caso lo mejor es limpiarla, bien en la bañera con agua templada o bien con una manguera (si tienes un jardín o patio donde puedas hacerlo) con un tapón de detergente líquido. Tras enjuagarla bien, podemos tenderla para que se seque al aire sin que le dé el sol.

Si tu esterilla es de PVC o similar, puedes meterla en la lavadora a 30 grados sin necesidad de echar jabón o con una cantidad muy pequeña con un programa rápido. Aquí lo importante es evitar los centrifugados de la lavadora. Una vez limpia, puedes secarla de nuevo al aire sin que le dé el sol.

Como te he comentado en el mercado existen muchos limpiadores de esterillas, incluso muchas marcas de yoga comercializan los suyos. Pero, mi opción preferida es la de hacer mi propio limpiador que utilizo incluso antes de empezar la práctica de yoga, ya que puedo personalizarlo con los aceites esenciales y las flores de Bach, se al final lo que contiene y a largo plazo es más económico.

Hay muchas maneras de hacer un limpiador, como base utilizarás agua destilada o agua mineral y puedes utilizar zumo de limón rebajado o vinagre blanco.

 

Para hacer el que yo suelo utilizar necesitarás:

·      1 spray de cristal vacío opaco (30 a 45 ml) que puedes esterilizar en agua hirviendo. Si no vas a utilizar flores de Bach, el spray puede ser de plástico transparente.

·      4 gotas de Esencia Floral de Crab Apple.

·      4 gotas de Aceite Esencial de Árbol de Té

·      4 gotas de Aceite Esencial de Lavanda

·      4 gotas de vinagre blanco

·      Agua mineral (no del grifo) o agua destilada

 

Para su elaboración:

1.      Rellena la mayor parte del recipiente con el agua y las gotas de vinagre de modo que quede uno dedo de espacio todavía.

2.      Verter las gotitas de aceites esenciales y la esencia de flores de Bach.

3.      Agitar y ya está listo para utilizar.

 

Tu limpiador para esterillas de yoga tiene un ingrediente que otros limpiadores no llevan y es la Esencia Floral de Bach, Crab Apple(Manzano Silvestre).  Esta esencia es conocida por su acción de depuración y purificación del cuerpo y el alma.  Así que, día tras día con su uso sentirás una energía más renovada. Te ayuda a liberarte, limpiarte y concentrarte en el momento presente para conectar con tu práctica de yoga.

Árbol de té para desinfectar. Seguramente lo has visto en un montón de productos por sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antifúngicas, y sobre todo su característico olor, que te encanta o te disgusta.  Es muy utilizado en productos para tratar la piel: acné, impurezas… Y también el pelo: quién no lo ha utilizado para prevenir los temidos piojos…

Lavanda, si utilizas el limpiador antes de la práctica, te relaja desde el primer instante. Este aceite te va a ayudar a tranquilizarte, calmar la mente antes de tu práctica, calmar los nervios y la ansiedad.  Te ayudará a despedirte de esa carga que traes durante el día, a dejarla de lado y respetarte a ti misma en este momento tan personal, como es la práctica de yoga.

Como he comentado puedes utilizar los aceites que quieras como el de limón, eucalipto o la Menta Piperita que se trata de un aceite esencial que aporta frescor para tu práctica.  En aromaterapia energética está asociado con los puntos de energía o chakras garganta y tercer ojo. Este aceite tiene como propiedad el calmar la explosión interna que tenemos en nuestro interior y el exceso de emotividad.  Te ayuda a enraizarte y potencia tu parte más racional. Te puede servir en tu práctica de yoga a conectar más contigo y escuchar tu interior de una forma más objetiva.

Para utilizar tu limpiador simplemente tienes que pulverizarla mezcla sobre la esterilla y frotar con una bayeta limpia.  Es recomendable que lo hagas en cada práctica ya que así sentirás una energía renovadora cada vez que la utilices.

¿Te animas a realizar tu propio limpiador de esterillas libre de productos químicos agresivos?